sábado, 8 de junio de 2013

Experiencias de una fundamentalista de la teta

Mi amor: vamos llegando! Estamos a unos días de los seis meses de lactancia materna exclusiva. Hijo, gracias por permitirme darte de morfar, por la paciencia que me tuviste, y por hacerme sentir capaz. <3, mamá.

Ya el embarazo lo había cambiado todo. Antes era de las que decía: que va! Si la ciencia puede sacarte al chico sin dolor tanto como alimentarlo sin que tus tetas sufran. Apenas el test dio positivo me encontré leyendo que las mujeres tenemos derecho a padecer algunos inconvenientes por tener un pibe y que la sociedad debe ayudarnos en esos procesos. Qué viene primero, el huevo o la gallina? Esa literatura está ahí para todas o estuvo porque la busqué? Por qué quería escuchar eso y lo encontré? “Derecho a padecer inconvenientes” que concepto que suena de mierda.

Una que teme al dolor más que a nada en el mundo decidió: quiero intentar parir de forma natural y dar la teta. A lo de parir me parece que no le puse mucho énfasis, siempre decía intentar. Obvio: no quería sin la peri. Y resulta que a último momento fui a cesárea. Se me dirá: que no, ridícula, que no quedaba otra! Pero adentro mío, cuando me pasaban de la sala de parto al quirófano, pensaba: esto es mi culpa, no estaba tan convencida del parto, si le hubiera puesto más garra… y lloraba por el embole de que sea así después de doce horas de trabajo de parto.

Volviendo… cuarenta minutos después me traen al pibe, la salida de la anestesia estaba siendo es-pan-to-sa, pero cuando lo vi nada me importó más que darle la teta. Me lo puse bien encima panza con panza, y como era largucho, encima de los puntos. La enfermera me dijo: te felicito por la predisposición a pesar de la cesárea que dos por tres lo complica todo, vas a lograrlo, ahora paciencia. La amé.

Sufrí horrores esa noche, los puntos no me importaban aunque re dolían, sufrí porque el niño no se prendía, después la leche no bajaba, pero sobre todo por culpa de fantasmas internos. Me tenía que repetir que no estaba pasando hambre, lo había leído miles de veces: nacen con reservas como para dos días. Me tenía que tranquilizar, lo otro que había leído un millón de veces, es que uno de los elementos más importantes es la confianza en que podes hacerlo: el stress interfiere en la acción de la prolactina y la oxitocina. La información es fundamental.

Custodié a mi cachorro como una leona para que nadie le acercara una mamadera o un chupete. Lo desperté, aunque estaba cansado y era una pequeña criatura angustiada por el trauma del nacimiento, lo desperté decenas de veces esa noche, lo miraba y le decía: vamos hijo, nosotros podemos hacer esto, solo si succionas va a suceder.

Pobre, que gran responsabilidad!!! Fue un genio, le costaba horrores, le pusimos la pezonera, se quedaba dormido, veníamos de dos días de muchas contracciones y sabía que en la panza no había dormido bien, estaba cansadísimo, y tenía que seguir trabajando. Los pezones ya dolían más que los puntos, pero nadie ni nada me iba a arrebatar esta posibilidad, no me iban a llevar de vuelta a un “quirófano”… Se me venía a cada rato la idea de que ya me habían robado una cosa: esta no.

Entendí eso de que son derechos lo del parto y la lactancia. Son derechos para los dos. 

Derecho del niño, ni hablar, a ser alimentado y de la mejor manera posible, en la leche de su madre están todos los anticuerpos que necesita, no los de laboratorio sino los que se generan para él particularmente y tiene derecho al proceso del parto porque hay que salir cuando la química entre los dos cuerpos lo dispone, es ahí que esta todo listo (con esto no quiero negar que en algunos casos sin la ciencia morirían miles que pueden vivir muy bien si se los empuja a nacer, de hecho fue el caso del mío: sin el monitor que dijo que tenía diez minutos no la contaba).

Derecho de la madre a sentir, en ese cuerpo que fue capaz de generar a otro ser, que el momento llegó, un cuerpo va a abrirse para dar paso a otro, y tiene que ser como se elija (derecho, no obligación: si le pinta que no le pase o no pasa porque no se puede, es otra cosa, pero no se lo pueden arrebatar otros porque les queda cómodo hacerla tener antes o de tal forma) y derecho a poder alimentar a su cría (derecho, no obligación: hay razones médicas que lo imposibilitan y puede existir que no lo quiera hacer, pero no se lo pueden arrebatar otros con mentiras del estilo: no tenés leche, esta sufriendo de hambre. Mentira, eso no existe en principio, si algo no anda bien tiene una explicación no una sentencia).

Hoy pienso en la lactancia también como un paso necesario en el despegue entre la mujer y el bebé. Del útero al mundo amplio-amplio para el bebe, es un shock. Del cuerpo contenedor de otro al vacio-vacio de la madre, es otro shock. La lactancia genera un vínculo único, pero también permite una transición más lenta de la simbiosis primera. Es mi opinión, nada más.

Cuando lo vi laburar tan afanosamente por conseguir su alimento esa primera noche, me juré que llegaríamos a los seis meses.

Tipo seis de la mañana, unas dieciséis horas después, vi las primeras gotas de calostro en la pezonera…  Estábamos tan cansados los dos… y en un rato empezaban las visitas…

Nos pasó de todo: trauma para dejar la pezonera, los dos primeros meses dolían tetas y pezones toooooooodo el tiempo, tres veces perlas de obstrucción de pezón, dos veces mastitis, hongos, pequeñas grietas, lengua y encías machuca pezones, y seguro faltan un par de desafíos más. La ganas de seguir de los dos interesados puede haber primado, pero la ayuda y la información fueron imprescindibles *(1)

Anoche, mientras salgo de la segunda mastitis, de repente por primera vez no salía un carajo de leche, algunas micro gotitas, y el peke fu-rio-so porque se quedaba con hambre. Me puse a llorar comiéndome la cabeza de que se me había cortado la leche, y a un paso del objetivo!

Existe internet-guía-de-la-vida y encontré un manualcito sobre: “relactación” *(2), con datos de la OMS, sobre que no solo cualquiera puede dar de mamar sino que se puede recuperar una lactancia perdida. No era mi caso, pero como estaba deprimida creía que si, no me dormí hasta que lo terminé. A las seis cuando el peke chilló las tetas estaban llenas, había vuelto a creer en que podíamos.

Faltan dos semanas para llegar a la meta!!!
Y ojalá hagamos juntos una larga yapa,
pero al menos llegamos hasta aquí.



El nacimiento de la Vía Láctea, Peter Paul Rubens, 1636




Notas:
1) Gracias Marcela González!!!! Hubo múltiples pasilleos por guardias con las mastitis, los hongos y etcéteras a cuestas, pero Marcela, la puericultora que conocí en natación para embarazadas en e.n.y.a., fue una persona clave en el proceso para establecer y mantener nuestra lactancia. Es una genia: clara, paciente, hace consultas a domicilio y va a tu casa y no te hace sentir una puérpera loca sino todo lo contrario, es super contenedora! Si quieren su teléfono, chicas, me dicen por privado y se los paso.

2) Link del manualcito sobre relactación:
http://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/who_chs_cah_98_14/es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. muero de amor querida Conita! muero de amor porque te veo y te leo, porque revivo mis luchas y peleas con las enfermeras de neo, y con gente conocida...al tener las tetas tan chicas siempre me aterraron con que no iba a poder dar la teta...mentiraaaa! yo era una vaca lechera que andaba chorreando por todos los rincones!!! y mi hermosa niña tomó la teta hasta los dos años y cuatro meses, primero como alimento exclusivo, despues como refuerzo del comienzo de la alimentación externa...y por último porque las dos nos queriamos mimar (aunque sea de noche para hacer noni...)
    Yoryi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, Yor! Recuerdo tu buena onda sosteniendo: en las tetas pequeñas hay que confiar, jajaj. Besos mil, flaca hermosa.

      Eliminar
  2. Te encontre el sabado, webeando...me enganche a full, te lei de un tiron... no sabia en que post dejar el comentario, decidi hacerlo en este porque fue uno de los que mas me gustaron...
    Tu intro y presentacion tambien, vi un poco de mi ahi tambien...en el cuelgue, en el "me importa un carajo"...
    En fin...basicamente lo que queria decir es...un gusto che! nos leemos!
    BEso!!
    Flor

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios...