viernes, 28 de junio de 2013

La bendita canción

Tiene una canción favorita. Se la puso, por primera vez, el padre mientras no lo podíamos calmar la segunda noche en la clínica. La habíamos bajado en algún celular años atrás, hablando sobre Ana Belén.

Nos acordamos que la primera noche se quedaba dormido y lo despertábamos todo el tiempo para mamar, y una nursery vaticinó: la segunda noche es cuando no paran de llorar.

Cada día en la clínica, parece en el recuerdo, un año. Estuvimos todo el largo segundo día, con las visitas, la pezonera, los puntos, la emoción y la marencoche, todo el santo día siempre temiendo a la noche que se venía. Y así fue.

Durante el día mi pobre angelito, “que bueno es”, te dicen. Como si no diera para pensar que los bebés: se estresan ante kilombo que los rodea, si hasta hace unas horas su mundo era tan tranquilo, que duermen como mecanismo de defensa, que están cansados por el parto, y otras obviedades del estilo.

Llegó la segunda noche: todos se fueron, no habíamos descansado nada, empezó a llorar. Lo apretábamos contra nuestros pechos desnudos y lo paseábamos, no voy a seguir contando, era la típica imagen de película: todo se nos había escapado de control con el bebé.

Probamos música, entre otras cien cosas, pero no funcionaba. Hasta que llegó la canción. Creemos que en un primer momento fue la armónica que suena al comienzo, pero hemos probado con otras de armónica y no es lo mismo.

La cosa es que nos quedó como un recurso de hábito. Ahí está, en los celulares de los padres, en la computadora, en las listas de youtube, en los torrents. Quiero un póster de Billy Joel para el cuarto de Facundo, o en el mío?

Antes de ayer aparecía el primer diente. Hoy lloró toda la tarde, toda. Y en casa se escuchó más de cien veces: la bendita canción.


Billy Joel, autor de Piano man
Imagen encontrada en internet-guía-de-la-vida
Si ponés: Billy Joel, en google
Nota: Me parece que es él y su hija,
pero no encontré referencias certeras


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de tus comentarios...