martes, 4 de noviembre de 2014

Albóndigas de ricota y espinacas

*Recetas de mía madre o la #abuelana

Mi madre cierra el mail así: Hija yo las hacia también de acelgas, y a ustedes les encantaba. Pienso: pero si yo odiaba todo lo verde. No voy a discutirle por varios motivos: se ofende y cree que le digo vieja, las dos estamos muy seguras de que sus recuerdos son los válidos, mi madre no es de estas generaciones de imberbes que relativizan todo con para decirle: pero vos de qué época hablás? No, porque sería decirle: cada uno habla de lo que le conviene, y tampoco le agrada. El asunto es que después de los veinte empecé a comer de todo. 




Hoy al crío le hago bolas de cosas verdes y por ahora están pasando. Si las ha de escupir mañana le diré, desde los dos a los veinte: pero si te encantan! La verdad es que son muy ricas y por suerte no todos los niños son como yo de niña con el morfi, pobre madre. Pero se está vengando, el pibe está comenzando a hacérmela dura y ella por lo bajo sonríe, y dice: todo vuelve, todo. 

A darles cosas verdes mientras no se revelen. Aprovechar. Allá vamos:


Ingredientes:

1 atado de espinacas
500gr de ricota
3 cucharadas soperas de maizena
1 huevo
1 cucharada de perejil picado
2 cucharadas de queso rallado
sal y nuez moscada (yo descarto la nuez porque no me gusta)

Preparándolo:
lavar muy bien las espinacas y sacarles los tallos
colocar las hojas en un bol y echarles agua hirviendo hasta cubrirlas y dejarlas unos 15'
colar las espinacas dejar enfriar un poco y escurrir muy bien con las manos
picar las espinacas muy bien
en un bol mezclar: ricota, espinacas, maizena, queso, huevo, perejil y condimentos
hacer la albóndigas: tomando una cucharada de la mezcla, redondear con las manos y pasarlas por maizena
colocar suficiente agua en una olla y al  hervir salar y poner las albóndigas
esperar que suban a la superficie y sacar rápidamente con una espumadera.
colocarlas en una fuente plana y cubrir con salsa blanca o fileto
(o sobre la salsa elegida colocar hebras de queso y gratinar en horno bien caliente, un golpecito nomas) 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Me encantó! tengo acelga en la huerta que dio a morir y ya se me van acabando las ideas. Así que que voy a adaptar la versión. Insistile al piccolino antes de que aprenda a decir no me gusta. Y si algún día te dice no me gusta o te escupe algo, dejás pasar un tiempito y volvés a la carga.... Bah digo, eso me funcionó a mí aunque el verde no entra en el plato de mi hija, salvo hojas crudas tipo lechuga o rúcula....grrrr
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De crío es común ser el "antipasto",
      y las madres, una especie de brujas verdes
      militantes del hierro y el ácido fólico! jajaj

      Eliminar
  2. Mami de Feli y de .....6 de febrero de 2015, 14:26

    Che, y si les ponés un poco de atún?? Pueden que dar muy buenos!!!

    ResponderEliminar
  3. Atún?! Me suena muy jugado!!!
    Abrazo a la mamá de mis sobrinoS!!!!!

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios...