viernes, 28 de agosto de 2015

Otros

No empujarías hasta el borde, para mirar que pasa, mientras la alejás. Mas de repente soportarías verla lastimada. No harías cualquier cosa por curarla. Ella no te elegiría otra vez. No la elegirías más veces. No empezarían el juego de nuevo.
Ella no te heriría a sabiendas solo por ser hombre. No te acusaría de lo peor del patriarcado, para al rato darse cuenta que no lo cree. Te soportaría lejos. No le ganarías nada solo por brindarle las ganas de conexión y no la conexión en sí.
No serían tan contradictorios. Tan hincha pelotas. Tan Susanita-posmo y gataflora. Tan hombre que no deja morir la modernidad y que reproduce esquemas en los que intenta no creer.
Harían terapia de pareja, pero irían separados buscándose, y pareciera no ser el caso. No nadarían en esa terapia juntos, juntos y enroscados en órbitas viciosas. Los desencontrados del todo, no gastan fortunas en psicoanálisis, no por tanto tiempo.
¿Se querrían si fueran otros? ¿No se aburrirían? ¿No se dejarían para encontrarse en serio y diferentes? ¿Si supieran todo, todo, de antemano: no volverían a subir al tren?
--
Yo sí, pienso que sí, que volvería a subir. Por necia, por discutírtelo todo de vuelta, por ver los hijos que nos salen, por leer a Horacio González en la cama, por elegir juntos amar nuestro entorno cultural y vivir en este país pensando que es una elección; por imaginar con vos cuando China nos impere y solo nos alimenten a tofu y entonces reíamos juntos de los que extrañan los populismos latinoamericanos, esos que nosotros ya habremos disfrutado y tatuado hasta en nuestra piel.
Volvería a subir a este tren porque quiero conocer el mundo de tu mano, y de paso cañazo tenerte de traductor, no solo en Inglés,  sino de algún sentido común como lo hacés tantas veces.
Por esa impaciencia retroactiva que me da que no nos hayamos enamorado a primera vista, y que se vuelve un búmeran con la seguridad que da la consciencia de una construcción tranquila, volvería a subir. Por estas ganas de un compañero que se ordene por amor, volvería a subir. Yo, al menos, sí. Lo haría a pesar de algunas cosas y lo haría por cada instante en que te veo conectado.
--
Si fuéramos otros no me estaría empezando a divertir tanto percibirme así de humana, tan contradictoria y mundana. No trabajaría para perdonar empujones que me hacen sentir demasiado viva. A la de 20 que fui no le gustarías hoy, pero a la de 30 no le cerraría aquel muchacho que le vendía amor sin espinas.
Somos éstos, podríamos ser más lindos. Pero la casa estaría desordenada, la cama tendría otra orientación en el cuarto, el hijo no sería F, los cuadros no se hubieran colgado nunca, pués sería el nido de otros, esos otros que seguro no se querrían así.

--
Asunción, Paraguay, 2009
30/8/15 - 9 años juntos // Texto de novia renegada // Para Juan: Somos éstos, y mañana voy a enojarme porque te vas olvidar nuestro aniversario, y si lo recordás me quedará la sensación de que sin sr.google no podrías, y te va a molestar que pida tanto, y me va a molestar que quieras que no te pida cosas. Vamos, que anda este tren. Y está lleno de besos por dar. tu, c//





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de tus comentarios...