sábado, 24 de octubre de 2015

"Hombres..." (Si, voy a decir: "hombres..." con puntos suspensivos y tono de maestra ciruela)

Cuento que recuerdo el puerperio como un paréntesis en el tiempo y una época gris, linda, pero gris. Él me contradice, asegura que como me choqué tan mal con el mundo cuando me tocó salir de mi madriguera en realidad era adentro donde me quería quedar, y que no entiende eso de: gris y lindo a la vez.

viernes, 23 de octubre de 2015

Logré (¿logré?... De los mismos creadores de: el nene no ME come)

(Este es de los post solo para madres)

Logré (¿logré?... De los mismos creadores de: el nene no ME come) que el percentil del crío pasara de 5 a 25. Una vez que lo encaré fué rápido y fácil, pero es hora de confesar que vino de la mano de un par de... "matufias", ponele. Un par de trampas, del tipo #pedagógicamentepolémico, y unas cuantas medidas "stalinistas". Veníamos de unos largos meses de pelear y sufrir (yo) en torno a la comida, hasta que decidí que había que cambiar de actitud (la mía). Todos me decían que ese cambio era preocuparme menos, pero sabía que no lo lograría, entonces busqué otro camino. Ir al encuentro de sus gustos, ceder en darle lo que quiere, pero bajo mis reglas: te gustan los fideos? qué lástima que en esta casa solo se comen con salsa verde. No me moveré. Y funcionó!!!!