sábado, 20 de agosto de 2016

Antonio Jujia

Fue cuando empezó sala de tres. Al poco tiempo. La primera vez que nos habló de él apenas si entendimos que nos decía un nombre, dedujimos que nos quería explicar que quien se llamaba así hacía esculturas y que él iba a ir a ver esas esculturas. El padre se persiguió: nunca vayas a la casa de nadie y menos del  Antonio ese sin mamá o papá.
Nos contestó que la seño lo iba a llevar a ver sus esculturas a una plaza. Le conté al padre que sabía que la temática de esos días eran las esculturas. Entonces nos pusimos a buscar si había un escultor cuyo nombre se pareciera a Jujia. Nada, che.
Un día efectivamente fue al parque a ver esculturas, y cambiaron la temática en el jardín y listo. Alguna vez compré una calavera de yeso para pintar con él y me explicó que era una escultura y que la había hecho Jujia y que nosotros éramos sus ayudantes.
Hace unos días se levanta y después de muchos meses vuelve a hablarme de este, ya famoso en la familia, escultor. Y me comenta que en el parque Antonio Jujia hizo la escultura de un pancho. Yo conozco el parque, y también fui al paseo aquel del jardín como madre acompañante, y me rio del poder de la imaginación para que la haya flasheado y visto una escultura de un pancho. El pancho es algo venerado por él y la madre -logicamente!- no le deja comer más de una vez al mes.
 Casi nunca lo llevo a las plazas, me aburre terriblemente, pero esta vez decidimos ir. Este parque es enorme y él me señala el camino, tenemos una discusión sobre hasta donde ir y termino siguiéndolo. Él guía, corre adelante hacía la zona en la que se amontonan las esculturas de piedra, yo por detrás, cuando aparece: aparece el pancho. Grita: ahí está mamita, ¿viste que yo sabía? Mi asombro. Mi asombro.

La escultura no tiene ni un fak título, pero claramente se parece demasiado -demasiado- a un pancho. Tampoco tiene el nombre del artista… Pregunto a alguien del parque y me dice que ni idea del escultor que la hizo. Entonces me doy cuenta que me estoy equivocando, no tengo nada que preguntar. Me agacho a la altura de mi hijo y le digo: la escultura de Antonio Jujia es muy linda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de tus comentarios...