martes, 3 de octubre de 2017

Tierra roja

No me gusta irme en auto o combi, prefiero el colectivo que sale a la madrugada. Temo mucho a esa ruta, a todas las rutas, temo a todo, pero esa ruta me altera particularmente y el colectivo me parece más seguro. Cada vez que me tomo ese de las 4am por un instante todo es igual; igual a la noche en que me lo tomé hace más de catorce años. Cuando me acomodo y las luces bajan vuelvo a pensar en una sensación que retenía esa noche: el roce de la barba de mi viejo.

Hasta en los años en que no quería venir, o los que venía y la pasaba mal, e incluso hoy: siempre esas madrugadas son como que me extirpan de algo. Como que me extirpo. Me pregunto todo lo mismo. A medida que soy otra cada vez las preguntas son las mismas, capaz varían los ensayos de respuestas. Hoy con F a upa recuerdo el roce de la barba de papá.

En los últimos años respondo con más fuerza que sigo sin saber qué quiero; empieza a decantar que es todo un lugar no saber qué mierda se quiere. También se suman preguntas.

¿Y si quisiera estar acá? ¿y si no se si quiero quedarme? ¿qué es quedarse? ¿si no quiero volver, existe llegar a donde te fuiste sin estar volviendo? ¿puedo hacerme cargo de que no se qué quiero si las dudas me hacen mirar al punto de partida? ¿qué cambiaría? ¿y si me imagino que el problema no es el donde sino el como? ¿eso me lleva por primera vez como otra a donde ya estuve? ¿podría sostener la oxigenación que me dio la distancia? ¿podría repensarme volviendo a donde huí? ¿huí? ¿me estoy preguntando todo ésto en serio?

Son las 4:43, cruzamos el empalme con el parque nacional, la ruta es ese desierto hermoso que algo me pertenece. Pero el mundo es tan otro que hace casi quince años , hoy puedo estar en "el mundo" de otras maneras, pienso... tengo esta compu en las manos en medio de la ruta, la señal de internet que viene y va pero está, los diarios y el tiempo pareciera que sobra para escribir aquí. Quizás, si le digo a mi compañero que probemos... La idea termina de tomar forma mientras escribo este descargo, como cuando se piensa en voz alta.

No es lo que quiero, me digo. ¿Qué es lo que quiero? Ya dijimos que no se sabe pero vuelve la pregunta, vuelve, vuelve, vuelve. Recuerdo que cuando me lo pregunto mucho termino cerrando el círculo con decisiones de las que no estoy segura, pues nunca estoy segura, pero al menos son movimiento. Últimamente se me ha dado por vivir así... solo accionar y que "algo" se mueva, ya eso me hace sentir viva.

Regresar así "grande" y no volver el tiempo atrás. No esperar que me despidan con esa barba. Daría mucho por volver a vivirlo, pero más es lo que quiero mirarme como me miro, quiero tener treinta, quiero hacer upa a F y largarlo en la tierra roja a correr. 

viernes, 24 de febrero de 2017

Este pospuerperio

Voy a confesarme una sensación que me inunda hace un tiempo. Y voy a hacerlo aquí como poniendo una bomba en este espacio que nació en el momento contrario, en el paréntesis, en laexperienciadesorbitante.

viernes, 20 de enero de 2017

Ahora puedo ésto

Que ahora no podría. Que si hay algo que puse en perspectiva estos días es lo valientes y capaces de amores descabellados que son las mujeres. No es solo mandato social.